Critica a La maniobra de la tortuga

La violencia de género como tema principal.



El 5 de mayo se estrenó en los cines españoles la nueva película de Juan Miguel Castillo basada en el libro de Benito Olmo. La obra está protagonizada por Fred Adenis y Natalia de Molina, un thriller policíaco a contrarreloj.


Sinopsis


La historia nos introduce a Manuel Bianquetti (Fred Adenis) forzado a trasladarse a la comisaría de Cádiz. El hallazgo de un cadáver y la ayuda que le suplica su vecina (Natalia de Molina) tras ser acosada, harán que el policía emprenda una aventura para encontrar justicia. Todo ello rodeado por sus demonios internos ocasionados por un trauma del pasado.


Violencia, sexo y culpa


Tenemos que destacar por encima de todo estas tres palabras, ya que las veremos y presenciaremos en toda la cinta. El interior de cada personaje, traumado por un incidente trágico, da lugar al uso excesivo de la violencia que parece que es el único modo de llegar a algo. También el sexo, los vínculos entre parejas y amantes, un inocente sentimiento que puede terminar en un destino fatal.



Los protagonistas

Tenemos por un lado a Manuel, traumado por la muerte de su hija, un policía que arriesgó todo por encontrar al asesino y violador de su hija mayor. Alguien frío, perturbado por el pasado, violento, un típico antihéroe que busca la justicia de quienes causaron daño y muerte. Aun así, su trauma hace que vuelva una vez más a quebrantar la ley y le conducirá a nuevos incidentes.


Por otro lado, Cristina, víctima de violencia de género; verá troncada su tranquilidad tras las constantes llamadas de un número desconocido. Ella, todo lo opuesto al policía, busca ayuda en este, en el que ve a un salvador, alguien que la puede proteger cuando la policía no le da la ayuda que ella necesita.


La ineficacia de la policía


Últimamente vemos numerosas obras donde se deja de dar el prestigio de superhéroes a los policías. Si ya en géneros de acción esto sucede, aquí se nos muestra un poco más, concretamente en casos de abuso a mujeres. Además, nos adentramos en el mundo y el interior de muchos de ellos, lleno de ira y violencia.


La violencia de género como tema principal


Desde el inicio al final es el tema que más resalta en nuestras cabezas al ver el filme. El autor deja claro que las mujeres siguen sin estar protegidas. Jóvenes que sufren de agresiones, violaciones que puede terminar en asesinato. Son experiencias que muchas veces deben enfrentar solas ante la poca ayuda que se les brinda.



Crítica con spoilers


A mi parecer es un thriller fácil de seguir, el cual mantiene tu atención hasta el final. Muchas de las cosas no se entienden hasta el tercer acto. Es aquí cuando conocemos realmente que pasó con Manuel y su hija. Algo a destacar es que la violencia, no solo se ve hacia las mujeres, sino que el policía también experimentará persecuciones y palizas, algo que nos hace ver que realmente nadie está a salvo del peligro.


Asesinatos donde el criminal no es el principal foco de la trama como parece en un principio. La película quiere dejar claro que no es importante el quien sino el vacío, el trauma y odio que dejan a su paso. Familias rotas, venganza y sangre es lo que ellos dejan a su paso al cobrarse las vidas de chicas jóvenes. Cristina, aterrorizada cuando descubre que su expareja es liberada dice la frase que representa a todas esas mujeres “Solo somos un número”, ese número que solo cobra importancia cuando aparecen muertas o tiradas en la calle.


Aunque sea un tema que cale actualmente en la sociedad, es una cinta que puede ser bastante predecible. Toma un tono muy dramático y presenta una sociedad bastante decadente pero que últimamente solemos ver en multitud de películas y series. A mi parecer me hubiese gustado más ahondar en el pasado de Cristina que, con el foco en la trama principal, la enfermera queda más en un segundo plano. Por otro lado, me hubiese gustado más conocer el interior de Manuel y el cuerpo de policía. De hecho hubiese preferido ver menos violencia y decadencia que es algo que aparece en muchas de las escenas de la película reforzando una y otra vez la idea del uso recurrente que tiene el policía hacia ella. Aun así, en un thriller muy entretenido de seguir y de ver que no deja cabos sueltos.