top of page

La Política de nuestro país nos divide hace muchísimo tiempo

Llevamos 50 años desde la dictadura militar que el pueblo de Chile sigue dividido. La política de nuestro país sea del lado que sea, tanto izquierda como derecha o como de izquierda.



Retrocedamos al día domingo, cuando el Partido Republicano ganó 23 representantes a nivel nacional para redactar un nuevo proceso de Constitución en nuestro país, debido a que el año pasado, gracias al Rechazo y el Presidente de la República, Gabriel Boric llamó nuevamente a escribir una nueva Constitución, por lo que los partidos políticos hicieron campaña para poder redactarlo.


Ahora si bien a mucha gente que fue a votar el día domingo de diferentes colores políticos eran los que apoyaban y también otros que odiaban lo que se ganó, pero si recordamos lo del Estallido Social que eso fue la guinda de la torta desde donde hemos estado en un proceso de estancamiento social y político.


Si bien el fantasma del 11 de septiembre de 1973 aún nos condena, pero y donde está Carlos Ibañez del Campo que también tuvo su propio golpe de Estado y la propia Guerra Civil de Balmaceda por ejemplo o cuando estaban sólo los dos partidos en Chile como los radicales o los pipiolos, quizás la división viene de muchísimo antes y no nos habíamos dado cuenta de lo ciego que somos.


Es cierto que todo el mundo quiere una mejora en cuanto a términos económicos, sociales, salud y educación, ya que estamos en un modelo económico implantado de Estados Unidos conocido como "Ley de oferta y demanda", a lo que hicieron los Chicago Boys en su momento, todo el mundo culpa que lo que se hizo en la dictadura militar es la gran culpa que se nos condena por el sistema neoliberal implantado, pero el tema es que como lo dijo el guitarrista The Edge de U2 por el disco "Zooropa" de 1993 es que "Nunca nos definimos que queremos ser realmente.".


Chile ha estado cuatro años generando división desde lo estipulado en el Estallido Social, claramente lo viví en carne propia en aquellos años, cuando uno comentaba en las redes sociales que queremos mejoras, pero de una buena forma y no destruyendo el país, lo cual me llamaron loco, por pensar diferente, pues sigo pensando diferente de que los grandes culpables de que estemos divididos son los políticos, porque lo digo por un tema de que las noticias, las fake news y las redes sociales generan un conflicto que hay sin fin, que terminamos en un bucle, debido a que la gente desde los grandes extremos tanto como de derecha como de izquierda se ofenden, se insultan entre sí, se generan odio contra sí mismo, recordando como por ejemplo visto antropológicamente por las redes sociales, que un día antes de cualquier elección, todos nos llamamos a la unión y a votar, por lo que mi punto desde este escrito va por ahí de manera permanente, ya que no sirve de nada insultarnos de manera nefasta y caótica.


Sé que esto parece una hipótesis de algo que no tomarán en cuenta seguramente de los diferentes extremos, ya que esto no es de ningún color político, porque de una forma prácticamente formal como lo haría nuestro querido periodista Patricio Bañados, quién no tuvo ningún color político a la hora de compartir y difundir una noticia, que mi línea directamente va por ahí, ya que soy un apolítico a mucha honra, debido a que ningún color político me gusta.


No estoy buscando ningún momento en que se manifieste una pelea por este escrito tampoco, ni mucho menos me voy a poner Daniel Stingo, mi idea con este escrito que es de manera honesta es que despertemos de este bucle llamado odio y discusiones sin fin, que también debemos quitarlo de nuestro ADN como chilenos en cada cena familiar o en cada junta, ya que no se puede hablar de política, porque los insultos llueven por muchas cosas y para que decir de las redes sociales que es una batalla campal y es una guerra interminable de discusiones que mucho se pelea.


Pelear por política no vale la pena, porque creo que esto es mucho más grande de lo que nosotros creemos, ya que nos quieren mantener divididos por ser ciegos, somos la cena familiar que no queremos ser, eso es Chile en estos momentos como personas, los políticos quizás no le interesan estos escritos de seguro, porque nos quieren ver discutiendo y quién sabe que los de izquierda y los de derecha son bien amigos, pelean para la televisión, claro ejemplo es la fotografía de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera juntos.


Si bien el país no ha estado desde hace mucho tiempo seguro, incluyendo la venida de extranjeros, pero lo que busco realmente es que mantengamos la unión, porque realmente la hemos perdido como país, nos unimos como país en un mundial, pero y en la política jamás pasa, espero que realmente haya una esperanza de que este país despierte de una manera honesta, no busco ni Apruebo ni Rechazo, porque como digo y siempre preguntan que de "¿Qué partido político eres?", prefiero quizás gracias a esto defender mi punto desde aquí de este escrito. porque la verdad lo único en que terminamos es el odio de la gente, porque la política nos ciega la cabeza y no nos hace razonar, nos nubla el juicio, nos lleva por un camino que no queremos ir, aquí aborrecemos la política, no nos interesa, porque entre tanto pesimismo que vivimos y odiosidad que vivimos, prefiero compartir de lo que más me gusta que es salir un poco de la realidad y compartir de lo que es el entretenimiento, por mucho tiempo. No soy ciego tampoco, porque claro soy muy consciente de la realidad, también soy un inconformista que busca cambios, idealista igual, pero los busco de otra manera.


Creo que de alguna manera ambas caras de la moneda están equivocadas, las noticias también tienen la culpa, porque más odio generan en su entorno, debido a que tienen colores políticos quienes los tienen, el miedo es un arma muy letal que pocos sabemos que es una manipulación a lo que hemos estado llevando, igual es mejor prácticamente apagar la televisión y también los celulares y el computador, realmente despertar de esta Matrix llamada "Ceguera social y política", lo que realmente busco es que de alguna manera vemos con otros ojos la política y que dejemos de pelear, de discutir. Busquemos un abrazo de forma esperanzadora, atrás la política. Podré hacer enojar a muchos con mi escrito, que no apoye a nadie, no es su problema, ni el mío tampoco, es una decisión de uno mismo. Ese un prejuicio que también siempre tiene el chileno desde pequeño, por lo que me declaro no apoyar a nadie.


Regresando al tema, busquemos y abracemos, lo que es la paz y la esperanza. La vida es una para disfrutar, creo que la política no tiende a valer la pena, aborrezco a la derecha como la izquierda, porque me dan ganas de vomitarles a los dos bandos y a los centro también porque van donde les calienta el sol. En resumen y para terminar: Unión.



Comentarios


bottom of page